Estamos en un momento de incertidumbre política en España, que se traduce en multitud de dudas a la hora de decidir si vamos a emprender o no y de plantearnos si realmente encontraremos los beneficios de ser autónomos. Lo mejor es consultar a tu asesoria fiscal en murcia, pero en este artículo te dejamos algunos puntos a tener en cuenta.

No sabemos si los impuestos permanecerán como están, si la tarifa plana se va a respetar y que ayudas y subvenciones van a quedar reflejadas en los presupuestos generales del Estado para los autónomos que quieran emprender en los próximos meses.

Aún con esta incertidumbre, creo que merece la pena estudiar un poco cuales son los beneficios y los contras que un autónomo puede encontrarse al darse de alta como autónomo en el RETA.

1.Beneficios

Nuestra asesoria fiscal, laboral y contable en Murcia, gracias a una larga experiencia acompañando a autónomos desde su inicio, ha podido recopilar y resumir los principales beneficios de ser autónomo.

a) Estabilidad en el empleo

Me gusta la idea de  “trabajar en una empresa toda la vida”, pero al menos como empleado, empieza a desaparecer  en favor de una mayor movilidad laboral  y también porque las empresas no pueden garantizar que el negocio vaya a durar toda una vida. La generación de autoempleo no está exenta de esta incertidumbre ante el futuro, pero al menos la decisión de seguir o no en el puesto de trabajo, solo dependerá de uno mismo.

b) Autonomía

Esta es mi preferida, como emprendedores, somos nosotros los que marcamos el ritmo e imponemos las normas que regirán nuestra actividad. Si bien es cierto que, como explicaremos más adelante, exige una gran dedicación y esfuerzo, ser “nuestro propio jefe” nos permite decidir de forma autónoma cuál es el mejor momento para realizar determinada tarea o cuál es el nivel de exigencia a aplicar a nuestros trabajadores y a nuestro propio trabajo.

c) Satisfacción personal

No hay nada que produzca mas satisfacción que un trabajo bien hecho, sobre todo si se desarrolla, desde su gestación hasta su ejecución bajo nuestra propia dirección. Este tipo de satisfacción está relacionada con nuestros valores como individuos frente a la superación de diversos retos, de aplicar de forma productiva e imaginativa nuestras habilidades y de obtener resultados fruto de nuestro esfuerzo, nuestra dedicación y nuestra pasión.

d) Luchar por algo propio

Muy en la línea de lo anterior, emprender significa poner un proyecto en marcha, especialmente cuando entraña dificultad. Emprender es una lucha diaria por superar retos y obstáculos, pero esta batalla se hace mucho más llevadera cuando tiene por objeto la consecución de los objetivos que nosotros mismos nos hemos marcado.

Pero no sólo están en juego nuestras aspiraciones, sino también el tiempo y el dinero que hemos invertido en nuestro proyecto, los sacrificios realizados para ponerlo en marcha y la posibilidad de legar ese fruto de nuestro esfuerzo a futuras generaciones.

e) Mayores ingresos

Quizá éste sea uno de los puntos más controvertidos, pero, si nuestro proyecto está bien planteado y finalmente tiene éxito, seguramente obtendremos mayores ingresos que habiendo trabajado  por cuenta ajena.

En las etapas iniciales de una empresa los gastos son mayores que los ingresos, y deberemos de elaborar un plan de viabilidad y marcarnos unos objetivos claros que conlleven plazo y unos números estimativos.

f) Prestigio social

No todo el mundo sirve para ser autónomo. Hoy en día un autónomo también precisa contratar a trabajadores para llevar a cabo su tarea. El autónomo es la figura que sostiene muchas economías familiares y tanto los autónonomos como los trabajadores pueden sentirse agradecidos por ello.

Poner en marcha y consolidar una empresa es un trabajo duro que sin duda, tiene su reconocimiento social en algunos sectores de la sociedad.

g) Conciliacion

Sobra decir que este tipo de decisiones han de moverse siempre dentro de los principios de responsabilidad, perseverancia,  profesionalidad  y calidad  de nuestros servicios si deseamos el éxito de nuestro negocio. Pero también nos permite poner en marcha nuestras propias ideas y metodologías de trabajo, adaptar la actividad a nuestras necesidades y decidir en qué grado queremos conciliar nuestra vida laboral y familiar.

2.Desventajas de ser autónomo.

a) Mayor dedicación

Cuando ponemos en marcha nuestra propia empresa, debemos saber desde el principio que ésta requerirá muchas horas de esfuerzo y dedicación, sobre todo al principio. Estar al frente de un negocio no significa sólo hacer caja a final de mes, sino que el control y la supervisión de todas las actividades y decisiones que se toman debe ser constante. No tendrás largas vacaciones y tu horario será interminable.

Cuando se trata de microempresas, suele ser una sola persona la encargada de desarrollar varias actividades necesarias para el normal funcionamiento del proyecto, por lo que la dedicación es todavía mayor.

b) Riesgo económico

Desde una mala elección de negocio hasta una mala gestión del mismo, un autónomo puede encontrarse con muchos riesgos que pagará con su propio dinero.

Como empresarios, los responsables de la viabilidad económica de nuestro proyecto somos nosotros.

Además, del éxito o fracaso económico del proyecto dependen los beneficios o ingresos que percibamos y, por lo tanto, nuestra forma de subsistencia. También hay que tener en cuenta que los ingresos pueden variar notablemente de un mes a otro, por lo que es recomendable una cuidada planificación económica.

c) Incertidumbre

No hay una fórmula secreta que garantice el triunfo, cabe la posibilidad de que se produzca un giro inesperado de los acontecimientos que le den la vuelta a todo lo que teníamos planeado.

No olvides, que para poder centrarte en tu actividad como autónomo, debes contar con una asesoría fiscal en la que delegar las labores fiscales y laborales de tu empresa, y te permita centrarte en tu actividad al 100%. Cuenta con una asesoria laboral que sume a tu proyecto.

BM3 Asesoria fiscal, labolal y contabilidad en Murcia