Desde BM3 Asesoría fiscal consideramos que la  planificación fiscal es el método que todas las empresas deben  llevar a cabo para evolución continua y en continuo desarrollo. Consiste en llevar a cabo una planificación de acciones que tengan como finalidad principal la de reducir la presión fiscal que soportan las empresas.

Beneficios de la planificación fiscal

Realizar una correcta estrategia de planificación fiscal es algo complicado. Es complicado debido a que hay que tener en cuenta una serie de aspectos, la distinta naturaleza de las inversiones, tributación de agentes, convenios y otros aspectos fiscales del país en el que se opera así mismo el mercado específico en el que se encuentre.

El objetivo de llevar a cabo una planificación es el de encajar la actividad empresarial de manera eficaz en el sistema de tributación correspondiente. Por ello es necesario analizar las normas fiscales así como la revisión de convenios y tratados internacionales.

Principalmente aquellas empresas que establecen una estrategia de planificación fiscal buscan conseguir una menor tributación y por lo tanto mayor beneficio.

Como hacer una buena planificación

Teniendo en cuenta que el objetivo de la planificación fiscal es adelantarse y realizar una estimación de los efectos tributarios para la empresa. A continuación os mostramos algunas recomendaciones que podrás llevar  a cabo como directivo con el fin de lograr aquellos resultados esperados.

  • Ser Constante

Una planificación fiscal se realiza durante todo el año, no es únicamente algo de un periodo corto de tiempo. Ser constante implica afrontar pequeños problemas y no dejar que se hagan más grandes y por lo tanto tener que afrontar una reforma de gran tamaño. Una manera de conseguirlo puede ser llevar a cabo los pagos trimestrales con la finalidad de revisar los activos así como las ganancias.

  • Mantener los Registros

La documentación es fundamental para una buena planificación. La automatización es de gran ayuda debido a que fiarse de la memoria puede llegar a ser peligroso. De esta manera, gracias a la automatización se archivarán todos los documentos mensuales con el fin de poder recuperarlos en el momento deseado.

  • Comunicar los Ingresos

Comunicarlos es algo imprescindible debido a que errores de otras personas o descuidos pueden llevar a que la empresa no comunique ingresos. Esta no comunicación puede llegar a ser considerada por parte de la Agencia Tributaria como un intento de evasión de impuestos, junto con sus respectivas consecuencias. En caso de llegar a este punto será necesario presentar en el menor tiempo posible una declaración enmendada.

  • Deducciones

Existen una gran variedad de posibilidades de deducción por parte de las empresas, a efectos de impuestos locales y estatales así como respecto a otros tipo de pagos entre los que encontramos los intereses hipotecarios, donaciones caritativas.

Conforme seamos conscientes y tengamos un mayor conocimiento de las leyes vigentes, mayores posibilidades de poder acogerse a alguna deducción y así no perder la oportunidad de ahorrar.

Por último, en toda buena planificación fiscal hay que tener en cuenta los plazos en que se pueden obtener las devoluciones a favor. Con el objetivo de aplazar gastos y acelerar los ingresos, siempre habrá que estar atento de las condiciones que se negocien para las compras y ventas de activos, sobre todo en los casos en que sean variables y cambien de año a año.

Aunque una gestión de este tipo puede añadir algo de complejidad a la gestión, pronto se empezarán a ver los resultados de una buena planificación.

BM3 Asesoría fiscal en Murcia